ONGs hermanadas

Guinea-Aragón Solidaridad

Guinea-Aragón Solidaridad

www.guinear.org

Viaje marzo 2012

Viernes 23 de marzo

Salgo de Valencia destino Conakry vía Casablanca a las 18.00h. Hice un viaje sin ningún tipo de problemas, llego a Conakry a las 2.00h de la madrugada hora local, donde después de recoger el equipaje y como siempre, allí están Ibrahim y Djibril, esperándome.
Actualmente han puesto en marcha un escáner para revisar el equipaje y detectan los medicamentos que llevaba. Después de mostrar la documentación y explicar que es ayuda humanitaria tuvimosque negociar y la cosa quedó en 150.000fr (16,66 €), aunque no es mucho, sufrimos la incomodidad y la pérdida de tiempo después de un viaje tan agotador, es una pena que en estos países haya tanta corrupción y que a veces esto complique tanto los trabajos de las ONGS.
Ya fuera del aeropuerto nos vamos a casa de Djibril, aproximadamente a unos 15 min del colegio. Allí nos espera Matilde, con la pequeña Aissata. Djibril y Matilde me ofrecen la mejor habitación de su casa. Durante todos los días su hospitalidad fue inmejorable.

Sábado 24 de marzo

Nos levantamos sobre las 9.00, y después de empezar el día con la dieta guineana que consiste en desayunos de sardinas con mayonesa (riquísima) salimos hacia el colegio, las calles llenas de gente y coches viejos muy ruidosos, le dan como siempre a esta ciudad un toque de personalidad.

Campel realizando curas en el dispensario Campel con el ordenador que se le ha regalado

A la llegada del colegio, quedo gratamente sorprendido al ver lo bien que ha quedado el dispensario, ya está todo alicatado, con su suelo de gresite, las paredes recién pintadas, con su mesa de recepción y mesas de consultas. Según me cuentan lo terminaron hace un par de semanas.
Soy recibido con muchas muestras de afecto por todos, Campel (uno de nuestros médicos), que estaba realizando una cura en el dispensario, MrSow, MrKeita y el resto del personal del colegio. Y como no, por todos los niños que a mi paso saludaban con el tradicional “fote” o “Pepe” (aquí ahora todos los blancos somos fotes o Pepes). Es muy emotivo ver con que cariño somos recibidos siempre.
Le entrego al director las reflexiones sobre el sistema que nos gustaría implantar (una mini seguridad social), haciéndole una pequeña explicación sobre este tema, luego quedo con él para el lunes y así intercambiar impresiones sobre todos los proyectos.
Compruebo que ya ha llegado el material enviado desde España, los libros, las mosquiteras y la silla para realizar ortodoncias. Campel está entusiasmado, tanto por el ordenador que le entregamos y que tanta falta le hacía, por los medicamentos, material quirúrgico y por la silla, comentando que aunque ésta aún no funcione por falta de luz, de momento el mero hecho de tenerla allí dará más seguridad a los futuros pacientes.
Reunidos en el dispensario, comentamos pequeños detalles sobre su pronta apertura. Al comentar la idea de la “mini seguridad social” el Sr. Sou ve difícil que aquí se entienda el sistema de instaurar unas cuotas mensuales para poder utilizar el dispensario por muy pequeñas que sean. En un país pobre, que por sus circunstancias y sus escasos recursos, se vive completamente al día sin previsión del mañana, esto es muy complicado. Según él, cree que deberíamos empezar de la forma habitual y al mismo tiempo ir haciendo campañas de sensibilización para pasar al sistema de cuotas.
Por otra parte Campel propone aplicar nuestro sistema a los niños del colegio, con una pequeña cuota a añadir en la mensualidad por el servicio de consultas, proponiendo la cantidad de 5.000fr (0.55€ mensuales). En este colegio estudian unos 1.600 alumnos.
Referente al personal inicial necesario se propone para su estudio el siguiente cuadro de salarios mensuales.

Funciones Salario
Campel (Médico): Gerencia, administración, gestión de farmacia y consultas medicina general 130€.
Ismael (Médico): En un principio, a horas sueltas y cobrando por visita. 
Pediatra: Campel lo ve muy necesario 100€.
Recepcionista: Recepción y gestión de visitas y cobros 50€.
Mr.Sow Contabilidad (pendiente)
Limpiadora: 25€.

El horario del dispensario sería de 8.00h a 13.00h y por las tardes sólo para trabajos de administración y urgencias de 14h.30 a 18.00h.
Nos marcamos una fecha de apertura “31 JULIO 2012”. Para esas fechas Pepe (Presidente de Dimedimali) ya estará en Guinea, Campel se compromete a gestionar los papeles de apertura, haciéndolo a través del dispensario donde él trabajaba, como asociado, de esta forma agilizará los trámites. El personal de este dispensario colabora con nosotros, de momento y entre otras cosas allí realizamos los análisis a pacientes  hasta que tengamos funcionando nuestro pequeño laboratorio y nos asesoran en los trámites burocráticos para la apertura de nuestro dispensario y farmacia. Un análisis de sangre nos está costando sobre los 40.000fr (4.44€).
Al salir vamos a visitar al herrero que está fabricando los muebles y camillas del dispensario, están prácticamente terminados, faltando simplemente que el carpintero le traiga las maderas para montar las estanterías. Esto ya está casi y me alegra muchísimo… OLE AHÍ!
Equipo de futbol con equipaje del colegio españolPor la tarde fuimos a ver un partido de futbito, un campeonato organizado a nombre de Dimedimali, en el cual Djibril hizo entrega de unas camisetas con nuestro logo donadas por el colegio San Juan Bosco de Cocentaina. Este colegio colabora estrechamente con nosotros y se preocupa mucho por la situación de nuestros chavales. Muchísimas gracias!!
Es de admirar todas las acciones que está haciendo Djibril por su comunidad, creando asociaciones de todo tipo que fomentan la unión y participación. Este campeonato por ejemplo, tiene el objetivo de fomentar la unión entre los participantes, por lo que no se puede hablar de política o participar en manifestaciones que fomentan el odio racial entre etnias, que es uno de los motivos de violencia más comunes.
Esta noche después de cenar en casa, fuimos a tomar algo con Mustafá, un turco conocido de Djibril que está de negocios por la zona y prontito, a dormir.

Domingo 25 de marzo

Me levanto pronto sobre las 7.00h me pongo los cascos y a correr. Es una sensación que me encanta, roza casi lo irreal, acostumbrado al entorno donde vivimos, estar corriendo entre el ambiente de las calles de Conakry, estimulado aún más por los rostros de la gente que se extraña de verme, es fenomenal.
Después duchita, y vuelta al colegio, donde aprovechamos para limpiar y montar la silla del dentista, luego nos fuimos al mercado para informarnos sobre los precios de las mosquiteras. Se están vendiendo por unos 30.000fr (3.33€) también consultamos a una modista del barrio,  que nos pide 15.000fr por coserlas con nuestra tela. Habrá que decidir cómo lo gestionamos, quién las hace, cómo haremos los trabajos de sensibilización para su uso correcto y cómo haremos la donación. 
El equipo de Dimedimali de Guinea y el de España agradece muchísimo la colaboración de la empresa Jhonson Control, de Agullent, que nos ha entregado gratuitamente los metros de tela para la confección de estas mosquiteras que evitarán las enfermedades trasmitidas por picaduras de mosquitos, causa de mortalidad de muchos niños.

Sobre las 12 recogemos a Mafudia (niña apadrinada por mi hija Clara). Allí nos encontramos a Aissata, voluntaria que estuvo con nosotros el año pasado. Es deportista de élite y nos comenta que este año vuelve a estar seleccionada para ir a correr en los campeonatos de Dakar, está muy contenta.
Con Mafudia y Moussa vamos a visitar una playa, la cual anteriormente estaba sucia y abandonada. Unos chicos del barrio la han limpiado y actualmente cobran por la entrada. Buena forma de ganarse la vida. Es una playa muy bonita, con arena blanca caribeña.

Más tarde vamos acomer a casa de Djibril, donde  conocimos a Teodor, tío de Matilde. Es capitán del ejército, muy simpático, quedamos con él para ir a la playa y ver un concierto.
En la sobremesa hablamos sobre la alimentación de los niños apadrinados, del control de la comida y su distribución, se encarga altruistamente la mujer del director.
Uno de los problemas al que nos enfrentamos es el de la grave inflación que se está sufriendo aquí, los productos básicos han subido de una forma exagerada y el grado de pobreza y miseria aumenta alarmantemente.

Lunes 26 de marzo

Carrerita, desayuno y sobre las 9.30h ya estamos en el colegio.
Allí hacemos la comprobación de la comida que se les da a los niños. En el 1º recreo, un bocadillo de espaguetis con pescado y una bolsita de zumo de fruta frío con jengibre. Al mismo tiempo hacemos la entrega oficial de los libros donados por el colegio Liceo francés, de nuevo aprovecho desde aquí para darle nuestro agradecimiento.

Niños de Conakry con los libros dedicados del Liceo Francés Español Entrega de libros del Liceo francés de Alicante
Debo destacar el buen ambiente que se vive en el colegio donde trabajamos, la relación entre profesores y alumnos es muy buena, con un respeto de estos hacia sus profesores que hoy en día cuesta encontrar en nuestro querido país.
Procedemos a realizar la reunión con el director del colegio, en el dispensario nos juntamos Campel, el director Sr. Ousmane, Djibril y yo. El director al igual que el Sr. Sou cree que es mejor empezar los trabajos del dispensario con precios muy accesibles para la comunidad, con el fin de llegar a cuantas más personas mejor.
Colegio La Salle de ConakryHablamos también sobre el funcionamiento de otros dispensarios, nos cuentan que el coste de la visita llega hasta los 15.000fr (1.60€) a nosotros esta cantidad nos puede parecer irrisoria pero aquí es una pequeña fortuna. El personal del consultorio donde trabajaba Campel era de 3 médicos, 1 administrador, el analista y personal de mantenimiento. Finalmente, y por decisión unánime y principalmente del director, se decide de empezar con una cuota de 3.000fr (0.33€) por consulta, y que este pago de derecho a todas las consultas necesarias durante 1 mes, con el fin de hacer un buen seguimiento de la enfermedad.
Los medicamentos se venderán a parte, con los precios por debajo de la media del país, con la ventaja de que los nuestros son de mayor calidad y efectividad. La mayoría de los que allí se consumen son chinos con compuestos muy dudosos. Así mismo acordamos que el beneficio generado por la venta de medicamentos enviados desde España, sirva para cubrir los gastos generados por el dispensario: mantenimiento, sueldos, etc…

Después fuimos a visitar a Javier, un español, que trabaja en el colegio La Sallé de Guinea, este contacto nos lo proporcionó Lola una de las voluntarias de aviación sin fronteras, que apadrinó un niño después de visitar nuestro proyecto en un viaje de ayuda humanitaria, ahora también colabora con nosotros. Muchas gracias, Lola!!

Con Javier del colegio La SalleJavier lleva varios años trabajando aquí y muy amablemente nos explicó todo su proyecto. Una de sus funciones es encontrar para sus alumnos prácticas en las empresas de la zona, lo cual es un trampolín para obtener después un buen trabajo. Más tarde nos enseñó otras instalaciones, dondetambién imparten informática, entre otras formaciones.

Finalmente nos despedimos y acordamos que  pasará a realizar charlas de formación en el colegio Mohamed Barry donde tenemos instalado nuestro proyecto. Ahora estamos valorando la posibilidad de poder llevar a este colegio a los niños apadrinados que terminen el último ciclo escolar y que no quieran hacer estudios superiores.
Más tarde fuimos a visitar a una mujer que trabaja en el ministerio de salud, la cual nos recibió muy amablemente, y finalmente a casita a cenar y a dormir, aquí los días son agotadores.

Martes 27 de marzo

Ay, ay, ay… por sentirme ya como un completo africano, estuve bebiendo agua del grifo y me ha pasado factura. Esta noche he estado lo que se dice “yéndome por la pata”, hay que enfermito me siento.
Pero bueno esto no me puede frenar. Vamos al colegio donde tenemos una reunión con todos los colaboradores de Dimedimali en África, con el fin de repasar sus funciones, sus impresiones y necesidades.
Los chicos del proyecto limpia botasDespués de anotar las funciones de cada uno, así como tener un intercambio de opiniones y sugerencias, fuimos a visitar a los chicos limpiabotas que están trabajando en el proyecto de Guinear (ONG hermanada con Dimedimali), en el cual se les paga las cajas de betún a una veintena de chicos que estaban sin trabajo y actualmente se están ganando así la vida. Nos comentan que de un servicio cobran entre 500fr y 2000fr (0.05€ y 0.22€) sacándose diariamente una media de 20.000fr (2€ al día), con eso pueden ir subsistiendo.
Después fuimos al mercado, donde Djibril nos explica un posible proyecto a realizar en un futuro. En este mercado anteriormente había un servicio de recogida de basuras, por el cual los aproximadamente 600 vendedores pagaban 300fr (0.03€) al día. Se quiere pedir una ayuda al fondo español, con el cual se le habilitaría una zona de contenedores, y se crearía un buen servicio de recogida de basuras. Así mismo se intentaría reparar los tejados de la zona cubierta y el suelo que actualmente es de tierra. Sería un proyecto ambicioso y muy beneficioso para la salud general del barrio.
Mercado de ConakryAllí mismo en el mercado, me presentaron a una chica, a la que Guinear le ha concedido un microcrédito, el cobro lo está gestionando el Sr. Ousmane (director del colegio) y esta chica está atendiendo perfectamente todas las mensualidades,  habiendo sido este crédito muy beneficioso para ella.
Después fuimos a casa de Alex (voluntario de Dimedimali y Guinear), donde nos mostró las fichas de todos los chicos limpiabotas y el control que hace del material. Realmente lo lleva muy bien.
Por la tarde fuimos a visitar al Sr. Bah, un nuevo contacto que tenemos en el puerto de Conakry, para tratar el asunto de posibles envíos de material desde España por vía marítima.

Alrededor de las 19.00h y ya de noche empezamos nuestro viaje hacia Diassiya. Debido al miedo que se respira en este país hacia un posible golpe de estado, actualmente hay varios controles policiales y al ver un blanco en el coche, se inventan cualquier escusa para intentar sacar un extra… siempre tenemos que discutir y regatear. Además me dejé el carnet de conducir y pasaporte en casa deDjibril y cuando este empezó a estar cansado le sustituí al volante, evidentemente en el control me invitaron a visitar el calabozo. Después de una emocionante negociación de más de 15 minutos y 50,000 fr (5€) pudimos continuar.
Sobre la 1,00h llegamos a Diassiya, quedándonos a dormir en la casa de adobe que Dimedimali construyó allí hace un año. Coronel y Baba nos esperaban con unas copas de vino de palma, el cual tiene un olor a vino agrio que me revuelve el estómago. Los dejo charlando y un poco más contentos por los efectos del vino de palma y me retiro a dormir.
Quiero destacar el precio tan alto de la gasolina, así como el consumo del vehículo, el viaje a Diassiya nos costó cerca de los 60€, una cantidad muy alta para cualquier persona de este país.

Miércoles 28 de marzo

Plantación de arroz en DiassiyaNos levantamos temprano y veo que la deseada instalación de agua potable ya está en marcha. Es curioso ver que de una manguera sale agua potable, para nosotros es algo habitual, y para allí es un magnífico logro. Después nos vamos a ver los campos de arroz, un nuevo proyecto de Dimedimali, propuesto por nuestro amigo Juan (médico español voluntario en nuestra asociación) y que Djibril ha desarrollado perfectamente, se ha creado una cooperativa con la que quieren fomentar el cultivo de arroz y otras hortalizas, para su consumo y venta. Me parece un proyecto espectacular, el trabajo realizado en la zona del río ha sido asombroso y ya empieza a dar frutos, el clima y la tierra de esta zona son muy buenos para el cultivo.

Nuestra amiga ya puede ir al colegio gracias a la sillaTambién vamos a visitar el colegio, en las clases tengo el placer de ver a Maimouna Cámara, la niña minusválida que el año pasado apadrinamos y a la cual le conseguimos una silla de ruedas. Está ya asistiendo a clase y nos hacen una demostración de cómo está prosperando. Fue un momento muy emotivo y por el que doy gracias a todos los colaboradores de Dimedimali, por hacerlo posible.
Visitamos la construcción de los baños del colegio, los cuales están por terminar, así como la toma de agua del colegio, la cual necesita que levantemos una casita que la proteja, el presupuesto no ascendería a más de 200€.

 

Toma de agua potable en la mezquita de DiassiyaLa otra fuente, la de la Medina, sólo necesita tener más accesible la toma de cierre, así como dotarla de un grifo. El uso del agua es gratis, así como que desde que la instalamos hay menos casos de enfermedades. OLE AHÍ!
Sobre las 13.30h nos vamos a la ciudad de Kamsar, para sacar un permiso que justifique mi falta de pasaporte, por lo cual estamos hasta las 18.00h, tuvimos que ir a un ciber y aquí la velocidad de internet es muy, muy, lenta.
Al regresar a Diassiya visitamos al carpintero que está fabricando los pupitres. Ya está apunto de terminar unos cuantos mas, y nos proponemos como objetivo la entrega total de estos el 31 de julio.
Por la noche, en el poblado se respira un ambiente familiar y muy acogedor. Al no haber luz, tienen una pequeña hoguera donde un par de madres y un montón de niños juegan y cantan todos juntos. Me invitaron a unirme a ellos haciéndome sentir como uno más de la familia, maravilloso.

Jueves 29 de marzo

Me levanto sobre las 6.00h, aún duermen casi todos, me pongo mis zapatillas y a correr. Correr por Diassia es cruzar por caminos de palmeras y vegetación, así como algún pequeño poblado de casitas de adobe, espectacular.
Después nos reunimos con Baba y Colonel (voluntarios de Dimedimali) para intercambiar impresiones y revisar el estado de las cuentas de sanidad y otros temas.
Niños de DiassiyaMe hablan de la necesidad de un vehículo (en principio una moto de segunda mano) para los desplazamientos imprescindibles a las ciudades más próximas: Kamsar o Bouqué. Según ellos el consumo de gasolina a Kamsar sería aproximadamente de 2 litros, 18.000 fr, un taxi nos cuesta 27.000fr por persona, contando que aquí, en una moto van hasta 3 personas, el ahorro sería significativo, además de la movilidad que les daría ante cualquier urgencia.
Nos visitó una mujer interesada en un microcrédito. Colonel nos explica como se hacen los préstamos por aquí, resultándoles a un interés casi del 50% anual. Una burrada, aunque hay que tener también en cuenta que en estos países el IPC sube siempre no menos de un 20%.
Revisamos el presupuesto de los aseos del colegio, pintura, techo y sanitarios.
También vamos a visitar el terreno que proponen para la construcción del dispensario en Diassiya.
Sobre las 14h, salimos de vuelta hacia Conakry, de camino paramos en Colaboui donde comemos unos bocatas, después carretera y marcha….
Por suerte en el viaje de vuelta, supe camuflarme bien cada vez que veíamos un control, así conseguimos que no nos pararan tanto, llegando a Conakry sobre las 21.30h. Cenamos rápido y nos preparamos para ir a recoger a los dos voluntarios de Aviación Sin Fronteras que llegaban esa misma noche con un cargamento de medicamentos. Matilde ha colocado un colchón en el comedor y les ofrece su habitación. La amabilidad de Djibril y Matilde es algo excepcional.
Llegan sobre las 1.30h de la noche. Pero los medicamentos se extraviaron en el aeropuerto de Casablanca (algo habitual), por lo que un poco decepcionados nos vamos a dormir, esperando su llegada para dentro de dos días.

Viernes 30 de marzo

Como tenemos a los voluntarios durmiendo, me voy a correr un rato y cuando vuelvo estos ya se están despertando.
Hoy aprovechamos para mostrarles nuestro proyecto. Vamos al colegio y llevamos la silla de ortodoncia a la habitación donde se instalará. Unas fotos y unas risas haciendo de pacientes y contentos por ver como poco a poco el dispensario va tomando forma.

Entrega de regalo por parte del director Silla de ortodoncista
Luego vamos a enseñarles el mercado, aprovechando para confeccionar la lista de alimentos que me encargó  Juan (el médico español) con el fin de elaborar un menú que sea lo más nutritivo para los chavales.

Niñas de Conakry Niños de Conakry

Comemos en un ”bar” de la zona y vamos a visitar varias familias de niños apadrinados. Los voluntarios de Aviación Sin Fronteras se quedan muy impresionados por las condiciones de vida de la gente a la cual ayudamos, así como del trabajo que Dimedimali esta realizando en la zona.

Voluntarios de ASF Medicamentos entregados por ASF

Sábado 31 de marzo

Lo primero que hacemos es llamar al aeropuerto para ver si podemos ir a recoger los medicamentos. Nos confirman que ya llegaron y vamos pitando. Los dejamos en el dispensario y aprovechamos para repasar los gastos ocasionados de las consultas, principalmente de análisis de sangre, así como de medicamentos específicos que tenemos que comprar aquí.
Después de comer aprovecho para descansar, esta noche vuelvo a España y estoy verdaderamente agotado. Me despido de todos agradecido por su buena hospitalidad, y sobre todo muy contento de ver el buen trabajo que se está realizando, tanto en España, como aquí en Guinea, sin olvidarme de que todos somos conscientes de que aún tenemos que mejorar muchas cosas y también nos queda mucho por hacer.
Muchas gracias a todos por hacer de esto una bonita realidad.

Rogelio Giner.

¡Gracias Roge por compartir tus experiencias con nosotros!

Rogelio Giner