ONGs hermanadas

Guinea-Aragón Solidaridad

Guinea-Aragón Solidaridad

www.guinear.org

Viaje abril 2011

Viernes 15 de abril

Hoy empieza nuestra aventura… Rogelio, Clara y yo (Ruth) salimos temprano desde Valencia dirección Casablanca donde nos encontraremos con Pepe y Susana (voluntaria de A.S.F). Pepe sale desde Santiago de Compostela a Madrid, hará una escala de 6 hr. en Barajas donde aprovechará para encontrarse con Susana y recoger los medicamentos revisados y empaquetados por A.S.F (Aviación sin fronteras) que nos llevaremos a Conakry. En la oficina de A.S.F está toda la mercancía preparada, más unos lotes de medicamentos y material sanitario que esta organización nos dona para poderlo llevar a Guinea, Pepe se alegra mucho ya que de los 60 kg de medicamentos iniciales pasará a un total de 90 kg. Pasamos todos los controles sin problemas y nos encontramos todos en el aeropuerto de Casablanca, Susana es encantadora y es una persona que está muy involucrada en ayudar a los demás, este viaje suele ser muy duro, se hace largo y los horarios de vuelo no te permiten descansar. Llegamos a Conakry a las 3:30 de la madrugada donde nos esperaban Djibril y Ibrahim junto con unos funcionarios del aeropuerto que nos facilitaron mucho las cosas ya que Susana por motivos de trabajo tenía que coger el mismo avión y hacer todo el viaje de regreso. Salimos del aeropuerto a las 5:30 llegó todo en perfectas condiciones y solo tuvimos una pequeña discusión con los policías de aduana (algo que ya es habitual) pero a lo que parece ser que Djibril y Pepe ya están acostumbrados…

Envío de medicamentos con ASF  Medicamentos en Guinea

Sábado 16 de abril

ReuniónDespués de dormir tres horas nos levantamos para emprender la jornada. Un poco cansados pero con ilusión, desayunamos y tuvimos una reunión para programar todos los trabajos. Salimos de la casa de Djibril, y por la calle, como en todas las anteriores visitas, los niños del barrio, al vernos allí, nos acogieron con los brazos abiertos, estaban encantados de nuestra presencia. Nos saludaban, nos cogían de la mano, nos sonreían, con la ilusión del que siente que nunca lo olvidan.
Así llegamos al colegio y empezamos la inspección de las nuevas instalaciones realizadas por Dimedimali: la biblioteca, la farmacia, y el dispensario. Una vez terminada la inspección y la revisión llevamos a cabo una importante reunión con el director del colegio, para revisar los costes de dicha construcción. El Sr. Ousmane (el director), como siempre tenía preparada toda la documentación de una manera muy detallada y ordenada, con lo cual, avanzamos rápidamente.
Niños en ConakryTambién medimos la temperatura de lo que va a ser la farmacia, ya que nos interesaba verificar que la conservación de los medicamentos va a ser la correcta. Se entregaron las cajas de medicamentos y material sanitario que transportó Susana.
Después de comer emprendimos una nueva aventura, recorrer los 250 km. entre Conakry y Diasia: 6 horas de emocionante viaje.
Tranquilos con la nueva situación política que hay ahora en Conackry pudimos evitar los 3 controles militares que por lo visto, anteriormente, tanto complicaban el viaje. Pasamos muchas anécdotas, baches africanos (tremendos agujeros como pozos en el camino, que hacían que el coche avanzara muy despacio aprovechando cualquier lado de la carretera).
A mitad del camino, tuvimos una fuerte discusión con un grupo de personas por una fotografía, pero al final, todo se solucionó bien, como siempre, (¿qué sería África sin estos percances?).
Más tarde tuvimos una avería en el coche que no pudimos solucionar hasta el día siguiente. Por fin, al final llegamos a Diassia, tarde, cansados, pero ilusionados, donde nos recibieron nuevamente con mucho entusiasmo. Después de cenar pudimos asistir a la fiesta de una boda, nos recibieron con mucha alegría y nos invitaron a bailar y a disfrutar con las risas de ese momento.

Domingo 17 de abril

Visitas a las familiasRoge y Pepe se levantaron para hacer footing a las 6 de la mañana. Después de desayunar, se llevó a cabo una reunión para planificar las acciones que emprenderíamos en Diasia. Mientras, Clara y yo realizamos juegos con los niños, sin ser problema para nosotras el idioma.
Posteriormente nos fuimos a Kamsar para poder arreglar la avería del coche y a fotocopiar unos documentos que necesitábamos. También fuimos al mercado a comprar alimentos.
Volvimos a Diasia y empezamos a hacer las entrevistas a las familias de los niños apadrinados así como también se firmaron “los documentos de Compromiso” con Dimedimali, explicándoles punto por punto los derechos y obligaciones a cumplir con sus hijos y nuestra asociación. Todos estaban muy interesados.
Nos presentaron al nuevo director de la escuela con el cual mantuvimos una larga conversación, en la que nos explicó la situación grave por la que está atravesando este colegio, y su predisposición con nosotros para poder solucionar los problemas de una forma más correcta y efectiva.
Uno de los problemas que a él más le preocupaba era el bajo nivel del profesorado, así como el estado precario del colegio.
YousoufDurante la reunión con el director, acudió una familia con un niño que nos sorprendió por su aspecto. Tenía una fuerte inflamación a nivel de cuello y cara y sobre ella le habían aplicado un ungüento verde de hierbas a modo de cataplasma. El niño (Youssouf) estaba sudoroso, tenía fiebre y mal estado en general. Sus ojos eran tan tristes que enseguida nos tocó el corazón. ¿Qué le pasa? –preguntamos a la señora que lo trajo-. Nos comentó que había subido a un árbol a por mangos para comer y que se había caído de una gran altura. Al indagar más sobre él, pudimos saber que era un niño sin escolarizar, y que su padre había abandonado a su madre, la cual pasa largas temporadas fuera de casa trabajando para poder conseguir algo de dinero. La tía de Youssouf, es la que se encarga de él. Pero estaba muy preocupada, porque también tiene que hacerse cargo de su propia familia, son muy pobres y no podían llevarlo al médico. El niño no tenía ni tan solo el registro de nacimiento y se sospechaba que tenía aproximadamente siete años. Para solucionar su problema, decidimos inscribirlo en el registro civil, apadrinarlo y llevarlo al hospital para tratarle la infección tan grande que tenía.
Me encargué de suministrarle los medicamentos necesarios para bajarle la fiebre y la inflamación. Todos los días le limpié y drené el absceso pero sospechaba de una fractura mandibular y aconsejé llevarlo al hospital para operarlo ya que en ese caso no podía hacer mucho más y el niño si no se curaba de su problema probablemente podría morir.
Esa noche cenamos y como estábamos tan cansados nos fuimos a dormir enseguida.

Lunes 18 de abril

Clínica dentalComo cada mañana, muy temprano, se levantaron Pepe y Roge, para ir a correr. A la vuelta desayunamos en conjunto, desayuno africano... las familias pobres hacen un té con las hojas de un árbol que llaman “kinkilibá” que no hay quien lo beba, solo le gusta a Pepe. Pepe y Roge tienen pocos problemas con el menú africano.. para ellos todo está rico.. rico.. Después nos preparamos para acudir al colegio. Todos los niños nos dieron una gran bienvenida. Aunque no los entendíamos, no pasaba nada, porque no paraban de reír, y la risa, es el idioma universal para quien quiere entenderse sin decir nada. 
Pudimos preparar la humilde clínica dental debajo de un techado en el patio de una casa popular que usan para realizar diversas actividades y que está cerca del colegio En primer lugar, Clara y yo empezamos con las revisiones de los niños apadrinados, realizando las extracciones convenientes de los que presentaban afecciones bucales. Posteriormente los padres trajeron a los niños del colegio y del poblado que presentaban molestias o dolor bucal para que los revisáramos o los tratáramos.
Se formó otro equipo, el de Pepe y Djibril. En primer lugar mantuvieron una reunión con el jefe provincial de todos los colegios públicos de la provincia de Bouqué para exponerle los problemas por los que atraviesa el pequeño colegio de Diassia y solicitar más ayuda y atención, también estuvieron comprobando los nuevos pupitres que se están fabricando para este colegio. Mientras Roge estuvo con los profesores del colegio, preparando actividades para los niños.
Niña con minusvalíaEn el camino hacia el colegio, caminando por la aldea, nos llamó la atención el estado de una niña que no podía mover las piernas y que se arrastraba por el suelo. Debido a esto, en las rodillas tenía callos y durezas. Nos quedamos impresionados porque todavía era una familia mucho más paupérrima. En ese momento nos planteamos la posibilidad de apadrinarla y comprarle una silla de ruedas para que pudiera ir a la escuela, Roge quedo muy afectado y gracias a esto a día de hoy ya hemos abierto un nuevo proyecto de apadrinamientos con niños con minusvalías. Una de las cosas que más sorprende en Diasia es que cuando piensas que la pobreza llega a un máximo, todavía te puedes encontrar a otra familia que te deja con la boca abierta y el corazón en un puño porque sobrepasa ese límite.
A medio día paramos, hacía muchísimo calor, aproximadamente 38 ºC. Comimos en casa y volvimos para continuar con las revisiones. Por el malarone, la temperatura o el viaje, no me encontraba nada bien, así que tuve que volver a casa a guardar reposo. Clara se quedó en el colegio con Pepe y Roge.
En las clases, los niños, les dieron de nuevo la bienvenida, con canciones típicas escolares, que no entendían apenas, pero que solamente con el gesto tan emotivo que demostraban nos podían imaginar el contenido. Pepe hizo algunos trucos de magia, con lo que se quedaron estupefactos. Las risas eran chorros de alegría. Después se realizó el cambio de pupitres. Acomodando las cases de tal manera que ya no estuvieran tan hacinados. Al entrar los niños a las nuevas clases su emoción era grandísima. ¡Cuánto espacio para poder escribir!.
DiassiaCon unas telas  blancas se hicieron unas pancartas de agradecimiento a los colegios “San Roque” (de Alcoy) y “San Juan Bosco” (de Cocentaina), que hicieron actividades para recaudar fondos para ayudar en la compra de los pupitres. Los niños se lo pasaron muy bien en la realización ya que utilizaron pinturas acrílicas y esto era algo nuevo para ellos. Se hicieron luego una foto con las pancartas.
Pepe y Djibril siguieron visitando a las familias de los niños apadrinados para comprobar que todo seguía correcto. Fueron también a comprar los regalos para los niños apadrinados (ropa, material escolar y comida, esto siempre se hace con donaciones extra que hace el apadrinador). Mientras se terminaban las pancartas estuvimos bailando con los niños. En África, el baile y la música es algo que se lleva en la sangre. Los niños prácticamente ya nacen sabiendo bailar. Se divierten muchísimo con ello. Al no tener juguetes materiales, la canción es el vehículo de juego que más utilizan para no aburrirse.
Por la noche, cenamos y enseguida nos fuimos a dormir estábamos terriblemente cansados.

Martes 19 de abril

Colegio de Diassia  Nuevos pupitres

A las 6.30 de la mañana llegó Babel a despertar a Pepe y a Roge para salir a correr por la selva como todos los días y aprovecharon para pasar por una aldea y ver un pozo de agua potable con una bomba manual y coger ideas para el pozo que en breve construiremos en Diassia, en la aldea se sorprendieron mucho cuando vieron llegar a dos “fotes” (blancos) corriendo sudados y en compañía de un “fore” (negro) como es normal, los recibieron encantados, con muchas risas y les mostraron todo lo que necesitaban ver.
De nuevo, en el colegio, Clara y yo montamos la clínica y empezamos de nuevo con las revisiones y extracciones. Ahora ya venían los adultos porque se había corrido la voz y todo el mundo quería que lo atendiéramos.
Viaje a GuineaMientras, Pepe y Roge, realizaron en las aulas los dibujos con los niños apadrinados para entregar a los apadrinadores. Una de las anécdotas fue que un niño apuntó en su dibujo: “quiero una bici” con el dibujo de una bici al lado, como si fuera la carta de los reyes magos.
Djibril se fue a llevar a varios niños enfermos al hospital de Bouqué y volvió a la hora de comer. Entre ellos estaban: Youssouf, para evaluar la rotura de la mandíbula, una niña que presentaba la infección en la piel, y un niño que presentaba un corte en la nariz que se le había infectado. Los curaron y a Youssouf lo citaron al día siguiente para realizarse los análisis y radiografías pertinentes.
Por la tarde nosotras seguimos trabajando hasta que se hizo de noche.
Pepe, Roge, Djibril y Madama entregaron los regalos a los niños apadrinados. Todos se pusieron muy contentos. Tenían ropa nueva!!. Qué ilusión! Y arroz para sus familias! y zapatos! y cepillos y pasta de dientes! Muchas gracias a los apadrinadores!! Ya que la ropa habitual de los niños está vieja, rota, o les viene grande o pequeña, e incluso muchos niños van sin zapatos.

Miércoles 20 de abril

Vuelta de Diasia a Conackry. Otra vez el mismo camino de baches. Pero se realizó el viaje con éxito y sin ningún altercado. Antes de volver Djibril llevó a Youssouf al hospital que tras realizarle las radiografías se quedó ingresado para que lo operaran.

Poblado de Diassia  Niñas en Diassia

Jueves 21 de abril

Revisión de medicamentosDespués de la llegada de Diasia estábamos un poquito cansados. Pablo llegó esa madrugada aproximadamente a las 3:00 de la madrugada.  Ibrahim, Djibril y yo fuimos a recogerlo. Esta vez, gracias a los contactos de Djibril, no hubo problemas para poder recoger la maleta que Pablo llevaba también con medicamentos.
Fuimos a almorzar al “Bar de Toni”. que es el nombre que le pusieron el grupo de voluntarios españoles que viajó en agosto, este bar está en plena calle y hace unas tortillas de cebolla riquísimas y spaguettis a la guineana (qué raro, no?).
Hicimos 3 grupos: Clara, Pablo y yo nos fuimos al colegio. Realizamos las fotos de todos los niños apadrinados para entregarlas a los apadrinadores y recogimos sus dibujos. Qué calor hacía mientras tomábamos las fotos, madre mía!! Después fuimos al dispensario a organizar  medicamentos. Por la tarde estuvimos realizando revisiones dentales y extracciones a los niños apadrinados, inaugurando una de las consultas médicas.
Roge y Djibril fueron al Ministerio de Sanidad a mostrar los medicamentos para su revisión, el historial detallado de los mismos.

Reunión con Ministerio de SanidadTuvieron una reunión con la directora del servicio de sanidad, que les explicó cómo dar de alta el dispensario farmacéutico.
Pepe y Ibrahim estuvieron visitando varios dispensarios médicos para ver su funcionamiento y mantuvieron reuniones con médicos y directores de centro. Después fueron a reunirse con el Sr. Bah de la O.N.G. Plan, para que les explicara cómo era el funcionamiento de la misma y preguntarles sobre el proyecto que están llevando en contra de la escisión genital femenina que tan buenos resultados les está dando. Por la noche, salimos a cenar luego fuimos a un bar donde nos sorprendió un grupo de muchachos que bailando y cantando parodiaban la historia política del país.

Viernes 22 de abril

Carretera de GuineaDespués de desayunar se hicieron 3 grupos. Por una parte Clara se fue con Merietou (la hermana de Djibril) al mercado para comprar los regalos de los niños apadrinados. Había mucha gente, su impresión es que era un poco agobiante, la pobre Marietou iba de tienda en tienda regateando para conseguir mejores precios y que los niños pudieran disfrutar de más cosas. En el mercado había de todo, desde ropa hasta comida, juguetes, telas. Un ir y venir de colores.
El otro grupo lo formaron Pepe y Djibril que mantuvieron otra reunión con los directivos de la O.N.G. Acción contra el hambre que les atendieron muy amablemente y con los que debatieron varios de los proyectos que Dimedimali tiene en Guinea. Para ellos el día fue muy productivo, ya que establecieron muchos contactos con gente de otras O.N.G. que les podrán ayudar en el futuro, para que nuestra asociación crezca aprendiendo de sus experiencias y consejos.
Otra reuniónPor otra parte, Roge, Pablo y Ruth se quedaron en el colegio. Ruth, Pablo y Kampel estuvieron haciendo extracciones. Kampel es un estudiante que terminará medicina el año que viene y la idea es enseñarle a realizar extracciones básicas para que él pueda atender las urgencias dentales cuando nos vayamos. Esto es lo que más nos interesa, el desarrollo sostenible. Que podamos tener un servicio también de odontología. En esta visita hemos dejado también materiales dentales, fórceps y botadores, entre otros materiales, en general, instrumentos básicos para hacer una extracción. Hemos de decir, que Kampel, es una persona con mucho interés por el trabajo, y muy dispuesta a aprender. Esto nos entusiasmó. Porque pensamos que de aquí se pueden sacar muchos frutos.
Rogelio estuvo buscando a los niños apadrinados que faltaban por revisar, algunos de ellos cuando vieron que eramos dentistas, misteriosamente desaparecieron... También estuvo midiendo el consultorio, el dispensario, la biblioteca y revisando la construcción en general con mesié Keita. También nos ayudó mucho en la esterilización del material odontológico. Ya que hay que destacar que en todo nuestro trabajo tuvimos antes que esterilizarlo con productos químicos primero, y con ebullición después.
Al terminar la jornada nos fuimos a cenar a casa. Matilde nos había preparado una cena sorpresa, carne con patatas fritas. Mmmmmmm!!!! Qué rico y qué a gusto cenamos!! Qué bueno!!
Después de cenar hicimos una reunión para planear el trabajo del día siguiente y nos fuimos prontito a dormir.

Sábado 23 de abril

Djibril, Pepe y Roge fueron a conocer el proyecto de un oftalmólogo africano que se interesó también por el nuestro y que ya ha atendido a alguno de nuestros niños apadrinados, les enseñó la clínica donde trabaja y les habló de todos los problemas por los que está atravesando. También aprovechó para hacerle una revisión a Aisha, la niña albina apadrinada de Diassia. Luego fueron a visitar otra O.N.G.  F.M.G (Fraternidad Medicina Guinea) que es una ONG humanitaria que es como un centro de salud primaria, en la que además cuidan de enfermedades mentales, tuberculosis y sida. Ellos nos informaron y nos dieron listados de medicamentos que se pueden conseguir en Guinea más baratos.
Se formó otro equipo con Ruth, Pablo y Kampel, que estuvieron haciendo extracciones. También junto con Clara, se realizaron las fotos y se entregaron los regalos a los niños apadrinados.
A última hora de la mañana el director nos dio los papeles que demostraban todas las cuentas detalladas del 2010.
Por la tarde descansamos. Fuimos al mercado artesanal a comprar algunos regalitos para llevar a España.
Por la noche Roge y Clara prepararon las maletas y luego los llevamos al aeropuerto. OOOOO!!!...qué penita….ya se marchaban a España. Feliz viaje de vuelta!

Oftalmólogo  Oftalmólogo

Domingo 24 de abril

Por la mañana fuimos a visitar a la madre de Djibril, Pepe regresaba a España y queria despedirse de ella, este viaje no pudo visitarla antes y es una mujer a la que todos apreciamos mucho, debido a su interés con los niños del barrio y por todo lo que nos ayuda. Aprovechamos para ver también a la familia de Moussa, un niño apadrinado que es tremendamente cariñoso. El caso de este niño es serio, ya que no tiene padre y la madre lo ha abandonado. Cuida de él una mujer  que conocimos y con la que estuvimos hablando. Esta mujer tenía dos hijos biológicos y a parte cuidaba a otros 3 niños más que también habían sido abandonados. Les daba de comer y los vestía como pobremente podía. Se habló con ella para tratar de ayudarla económicamente y apadrinar a varios de sus otros hijos. La mujer sorprendida y muy contenta aceptó y nos prometió cuidar muy bien de ellos.
Por la tarde descansamos y fuimos a la piscina de un hotel donde Djibril tiene un amigo que trabaja en recepción, por lo que utilizando un poco de enchufe... nos pudimos bañar y nos reímos mucho viendo cómo Pepe hacía trucos de magia a los empleados del hotel que tambien se rieron un montón.
Por la noche Pepe hizo las maletas y muy tristemente nos despedimos de él. Lo llevamos al aeropuerto y le deseamos un feliz viaje de vuelta.

Pepe con la familia adoptiva de Moussa  Familia adoptiva de Moussa

Lunes 25 de abril

Lunes festivo, día cristiano de semana santa.
Estuvimos en el colegio ordenando medicamentos tal cual habían decidido los inspectores de sanidad. Por la tarde descansamos, fuimos a ver un partido de fútbol. Luego fuimos al mercadito a comprar alimentos para la cena. Así por la noche, Pablo y yo pudimos preparar una comida mejicana, Guacamole, y una ensalada que estaba riquísima. A Freeman y a Matilde les encantó.

Partido de futbol guineano  Equipo de futbol

Martes 26 de abril

Por la mañana hicimos con los niños una pancarta solidaria de agradecimiento para Barana Teatre (compañía de teatro valenciana que nos brindó una de sus obras gratuitamente para recaudar fondos para la compra de pupitres) y otra para Aviación sin fronteras que tanto nos están ayudando. Fue superdivertido ponernos a pintar con ellos. Luego nos hicimos la foto en el patio. Fue una locura. Porque justo entonces tocaron la campana y salieron todos los niños fuera. Mientras hacia la foto desde el piso de arriba, todos los niños se abalanzaron sobre mi. Madre mía! qué susto, no podía bajar ni las escaleras por el río de niños cogiéndome por todos lados.
Ibrahim se fue a una reunión con los del Ministerio de Salud para que vinieran a controlar los medicamentos. Hicimos las fotos de los niños que faltaban, y les entregamos también los regalitos. Luego se repartieron, bolis y colores que nos habían regalado en España. De nuevo, todos los niños estaban super super contentos.
Vinieron a última hora de la mañana los inspectores de sanidad. Al final no hubo inspección porque nos orientaron hacia una nueva organización de medicamentos según como a ellos les parecía mejor y nos indicaron que volverían el viernes.
Por la tarde, se realizaron extracciones otra vez. Cada vez se iba apuntando más gente a la lista de espera porque se iba corriendo la voz por el barrio de que habían llegado los blancos y que sacaban las muelas sin dolor. Estaban también muy contentos.
Luego cenamos y preparamos el esquema de trabajo del día siguiente.

Pancartas  Pancartas
 

Miércoles 27, Jueves 28 y Viernes 29 de abril

Extracciones dentalesAmbos días estuve con Pablo, junto con Kampel realizando extracciones en el dispensario. La gente seguía apuntándose a las listas de espera. Djibril cogía nota de los que querían añadirse a las listas. El trabajo era cansado, pero merecía la pena. Kampel ahora ya realizaba extracciones solo, sin nuestra ayuda. Es un excelente alumno. Y seguro que será un excelente médico. Los profesores iban y venían, y nos regalaban sonrisas y palabras que en motivo de risa nos hacían descansar. Estuvimos tan a gusto…
Decidimos poner punto y final la mañana del viernes. Y a la gente que faltaba le explicamos que el sábado por la mañana Kampel trabajaría con las anestesias y agujas que quedaban.
Dejamos instrumental como para que Kampel en un futuro pueda realizar extracciones simples. Nuestra idea es que en caso de que todo salga bien, poder ir llevando poco a poco más instrumental. Lo que sí que tendremos que llevar cada cierto tiempo es anestesia y agujas. Indispensable para que Kampel pueda hacer su trabajo.
La despedida fue un poco triste… y muy emotiva. El director del colegio como agradecimiento nos hizo unos regalos y nos dio unos regalos para Pepe, Clara y Roge.
Extracciones dentalesAsí…de ese modo…volvimos hacia la casa para pasar las últimas horas junto a Ibrahim y Freeman (que estaba tremendamente tristón)…Djibril…Matilde…Sasha… y nos fuimos al aeropuerto a las 12 de la noche. El director, con su gran amabilidad vino a despedirnos. Otra vez la aventura de cargar las maletas en la aduana. Nos daba miedo que nos pidieran dinero cuando vieran pasar las maletas con el material odontológico, con los forceps, con los botadores. Una señora grande… y con mal humor que estaba revisando la pantalla que refleja lo que las maletas llevan dentro,  quedó extrañada. -Qué llévais ahí?...-preguntó, con cara de pocos amigos. Pablo dijo con su paupérrimo francés…-Nu somme dentista…material per eleve le dent….-. Sus ojos se abrieron como pensando…!! la pasta que les voy a sacar!! Yo pensaba…que lo triste de este país son estas cosas que suceden, a veces nos entristecen, ya que supone un gran esfuerzo para nosotros el poder venir asta aquí, de todas formas lo entendemos, estas personas como la mayoría, tienen unos sueldos miserables y se entiende que hagan lo que sea para poder conseguir un poco de dinero para poder llegar a final de mes, es muy triste pero es así. Puse cara triste…y le dije…”Nu somme d’una ONG”… Se quedó mirándonos y hizo un gesto como de tiempo muerto…ONG?...repitió con gesto interrogativo…OK… Y movió la mano como dejándonos ir…ONG…ONG…OK::OK…Y se giró sin mirarnos…dándonos tiempo a salir de aquel cuartito, dándonos tiempo para salir pensando que en el fondo, las cosas en este país poco a poco van cambiado…Menos mal…

         Ruth Marco Marco.

Queremos aprovechar para mostrar nuestro mas sincero agradecimiento a Ruth y Pablo (odontólogos) que se han dejado la piel trabajando para los niños y adultos de Guinea en condiciones tan difíciles para poder ejercer bien su trabajo. Y también por el buen recuerdo que allí han dejado. 

Gracias Ruth  Gracias Pablo

 También estamos muy agradecidos con todos los voluntarios de Aviación Sin Fronteras que tanto nos están ayudando, sin ellos nuestro proyecto de sanidad no sería viable. 
A los colegios San Juan Bosco y San Roque, a Barana Teatre y a todos vosotros que de alguna forma aportáis vuestro granito de arena para que este proyecto siga funcionando con ilusión y alegría.

Muchisimas gracias!!!

                                  Dimedimali África.