ONGs hermanadas

Guinea-Aragón Solidaridad

Guinea-Aragón Solidaridad

www.guinear.org

Victoria de Condé

Alpha Condé será presidente de Guinea. Así lo ha confirmado este jueves el Tribunal Supremo tras revisar las denuncias de fraude presentadas por su rival, Cellou Diallo. Ahora se enfrenta a la tarea de gobenar un país dividido por la violencia étnica que ha sacudido a Guinea en los últimos meses.

No hubo sorpresas. El Tribunal Supremo de Guinea ha confirmado la victoria de Alpha Condé en la segunda vuelta de las elecciones presidenciales celebradas en este país el pasado 7 de noviembre. El Supremo no ha aceptado los recursos presentados por su oponente, Cellou Dalein Diallo, y mantiene intactos los porcentajes de ambos, 52,52% para Condé y 47,48% para Diallo.

Esta decisión, relatada este jueves por Mamadou Sylla, magistrado del Supremo, convertirá a Alpha Condé en nuevo presidente de Guinea tras un larguísimo proceso electoral lleno de retrasos, acusaciones de fraude, episodios de violencia étnica que provocaron la muerte a 7 personas y decenas de heridos y mucha tensión en el país, con estado de emergencia, toque de queda y cierre de fronteras incluidos.

Alpha Condé, economista de 72 años, licenciado en Derecho y Ciencias Políticas, cursó sus estudios en Francia. Está casado y es padre de un hijo. Histórico opositor contra los regímenes dictatoriales que ha conocido Guinea en las últimas décadas, es el líder del RPT (Rassemblement du peuple de Guinée).

Su nicho de votos está tanto en la alta Guinea como en la capital, Conakry, donde cuenta con una intrincada red de militantes y seguidores. Además, cuenta con el respaldo de algunos de los líderes africanos de la región, como Blaise Campoaré y Laurent Gbagbo, presidentes, respectivamente, de Burkina Faso y Costa de Marfil.

Sin embargo, en la primera vuelta de estas elecciones Condé tan solo obtuvo el 18,25% de los votos frente al 43,69% obtenido por su rival, Cellou Diallo. Así, su victoria ha sido muy sorprendente y ha sido acogida con muchas suspicacias. Muchos observadores han hecho una lectura en clave étnica de estos comicios y aseguran que se ha producido un enorme pucherazo para impedir que un peul (Diallo) llegue al poder, para lo que Condé (malinké) ha contado con el apoyo del Gobierno de transición guineano e, incluso, con apoyos externos que enlazan directamente con París.

Condé va a recibir un país dividido por la violencia étnica y con un Ejército y una policía acusados y señalados por organismos internacionales de haber estado detrás de dicha violencia contra la etnia peul, cuyos miembros han sido las principales víctimas estos días. Para intentar salir de esta crisis, Condé ha anunciado la formación de un gobierno de unidad nacional, pero Diallo y los suyos no han confirmado aún si están dispuestos a formar parte de él.